Yoga Lleida Naam | Blog 10 formas de estimular la respiración nasal

Blog

En esta sección compartiremos artículos de interés relacionados con la práctica del yoga así como consejos de alimentación, recetas ayurvédicas o filosofía yóguica

10 formas de estimular la respiración nasal

¿Te cuesta controlar tu respiración cuando haces yoga? Es una de las partes más importantes de esta práctica, aunque no lo creas. Por eso, hoy le vamos a dedicar un artículo completo para que conozcas estas 10 formas de estimular la respiración nasal. Verás cómo después hay una notable mejoría.

1. Concéntrate en el interior de tu nariz

Cuando estés realizando una postura y te centres en la respiración nasal permítete concentrarte en todo el espacio que hay en tu nariz. Observa cómo el aire se abre paso por tus fosas nasales y cómo estas se ensanchan para que pueda pasar sin dificultad. Esto te proporcionará una sensación agradable que te ayudará en el yoga.

2. Sujeta la punta de tu nariz

Otra de las maneras en las que puedes estimular la respiración nasal es sujetando, sin presionar demasiado, la punta de tu nariz. Mientras inspiras y expiras, haz una ligera presión y tira levemente hacia fuera. Si has seguido el paso anterior, vas a percibir cómo el espacio parece que aumenta y que el aire fluye con mayor facilidad.

3. Tira de las aletas de la nariz

Además de lo anterior, puede ayudarte mucho tirar de las aletas de la nariz. Para ello, utiliza tu dedo pulgar e índice y sujeta primero una y después la otra mientras inspiras y expiras de forma consciente. Te vas a ir dando cuenta de cómo es tu nariz y cómo se comporta ante estos ejercicios que estás haciendo.

4. Despliega tus fosas nasales

¿Te resulta difícil ensanchar tus fosas nasales sin ayuda? Pues puedes utilizar, de nuevo, el dedo pulgar e índice. Colócalos en una de ellas para que se abra. Inspira y expira mientras estás haciendo yoga. Si has hecho ya los ejercicios previos de respiración nasal, estamos seguros de que respirarás mucho mejor.

5. Mueve las aletas

Ahora que ya has tirado de las aletas y las has desplegado, te aconsejamos que al inspirar las ensanches todo lo que puedas (si te es posible hacerlo sin la ayuda de tus dedos, mejor) y que al expirar las relajes o incluso intentes cerrarlas. ¿A qué ahora eres mucho más consciente de la estructura de tu nariz y de la respiración nasal?

6. Arruga la nariz

Cuando hueles algo desagradable, como cuando te acercas a un contenedor de basura que está lleno, no puedes evitar arrugar la nariz. Pues esta es otra de las maneras que tienes de trabajar tu respiración nasal. Arruga la nariz conscientemente y, después, relájala. Puedes acompañar esto de las inspiraciones y expiraciones pertinentes.

7. Prueba a olisquear

Aunque solemos pensar que el olisqueo solo lo hacen los animales, en realidad, cuando un perfume te gusta seguro que lo has olisqueado, realizando varias inspiraciones cortas para apreciarlo por completo. Esta es otra forma de estimular la respiración nasal. Olisquea varias veces y luego suelta una larga expiración.

8. Pronuncia la ŋ (nasal velar)

En algunos idiomas como el gallego la nasal velar se usa mucho en palabras como “unha” (una). La parte posterior de la lengua se mueve hacia el paladar blando para poder emitir este sonido. Para estimular la respiración nasal te aconsejamos hacerlo durante la expiración. Puede que te suene a una especie de mantra.

9. Practica la respiración nasal alterna

La respiración nasal alterna se basa en tapar una fosa nasal con el dedo pulgar mientras inspiras por la otra. Después, la tapas con el dedo anular mientras separas el dedo pulgar para que la fosa nasal que antes estaba tapada te permita expirar. Es un ejercicio que despeja tu nariz y que estimula la respiración nasal.

10. Haz un lavado nasal

Esta es la última forma de estimular la respiración nasal. Para ello, debes utilizar una lota que introducirás en uno de los orificios con agua salada. Al echarte hacia delante e inclinar la cabeza hacia un lado, el agua saldrá por la fosa nasal contraria. Finalmente, harás una fuerte espiración, para luego aspirar. ¿Cómo te sientes tras esta limpieza?

No tienes por qué realizar todas estas técnicas de respiración nasal. Haz aquellas con las que te sientas cómodo. Lo interesante es que te familiarices con tu nariz, que seas consciente de ella, de cómo te permite respirar y mejorar tu práctica de yoga. Es una de las partes más importantes que hay que trabajar bien.

DÓNDE ESTAMOS
Calle Manuel de Montsuar nº12
25005, Lleida
Tfno: 973100619 / 667445964
BOLETÍN ELECTRÓNICO
¿Quieres recibir artículos de interés y más información periódicamente?
¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico!
QUIENES SOMOS
Centre Naam esta dirigido por especialistas formados durante años en las disciplinas que impartimos y que además las adoptan como una forma de vida
Contacto
Plantéanos cualquier duda o cuestión a través del formulario de contacto