Yoga Lleida Naam | Blog Blog

Blog

En esta sección compartiremos artículos de interés relacionados con la práctica del yoga así como consejos de alimentación, recetas ayurvédicas o filosofía yóguica

¿Una mujer embarazada puede hacer yoga?


Contrario a lo que se creía hace algunas décadas, durante el embarazo sí se puede hacer alguna actividad física que requiera algo de esfuerzo. De hecho, a muchas mujeres les recomiendan no abandonar el ejercicio, pues, el sedentarismo es perjudicial. En tanto el médico no diga lo contrario, en el embarazo puedes hacer diferentes tipos de ejercicios, y eso incluye yoga para embarazadas.

¿Es beneficioso el yoga para embarazadas?

El yoga les trae beneficios a cualquier persona que lo practique. Bajo esta premisa podemos asegurar que las mujeres que esperan un bebé también podrán aprovecharlo. Muchas mujeres que practican yoga desde hace muchos años no dejan de hacerlo por estar en estado de gravidez. En su lugar lo practican con más regularidad, ya que con tantos cambios hormonales esto les ayuda a relajarse.

Los beneficios del yoga para embarazadas van desde controlar el estrés y ansiedad, hasta hacer que el parto tenga menos dificultades. Sabemos lo traumático que pueden ser los partos, pero el equilibrio mental que logras con el yoga puede hacer que todo fluya mejor. Aprenderás a aceptar cada proceso del embarazo y del parto. Sobre todo en los últimos meses, podrás dormir mucho mejor si practicas yoga.

Crea una conexión entre madre e hijo

Durante las sesiones de yoga tendrás la mente libre para pensar e intentar entender todo lo que está pasando en tu cuerpo. Y más allá de tus cambios físicos, pensar que estás formando a un nuevo ser te hace sentir una conexión especial. Las diferentes posturas te darán la sabiduría necesaria para sentir que le estás haciendo un bien a tu bebé al cuidar de ti misma.

Un cuerpo definido, sano y estable

Todo tu cuerpo se preparará para seguir cambiando conforme pasen las semanas. El yoga para embarazadas podrá ser tan intenso como quieras y puedas. La intensidad del ejercicio puede estar marcada según la “normalidad” de tu embarazo o condiciones físicas. Quizás las mujeres que nunca han practicado yoga o ningún ejercicio deban hacer posturas menos exigentes. Pero esto lo puede definir su médico.

Qué tomar en cuenta antes de practicar yoga en el embarazo

Las mujeres que deciden hacer yoga deben entender primero que es una actividad completamente saludable. Esto les ayudará a relajarse y eliminar prejuicios al respecto. Sobre su vestimenta, debe ser cómoda, especialmente evitando la ropa demasiado ajustada. Además de la esterilla, puedes usar un cojín para amortiguar tu peso. No hay otro objeto o elemento especial que debas comprar.

Si tu embarazo no es tan notorio, debes informar a tu instructor de yoga sobre tu estado. Quizás haga algunos cambios en tu rutina para evitar algún inconveniente. Para mejorar tu desempeño en el yoga puedes complementar tus ejercicios con caminatas u otro tipo de actividad. El objetivo es que te sientas bien siempre, a pesar de las posibles afecciones normales que produce el embarazo.

¿Qué tan importante es el yoga para las embarazadas?

Seleccionar el yoga como esa practica física que te mantendrá siempre activa no puede ser casualidad. Muchas de las posturas te ayudarán a reforzar músculos que necesitarás, tanto para soportar la barriga como para parir en caso de tener parto natural. Músculos de la pelvis, piernas y abdomen son los que se tonificarán y tendrán mejor movimiento. De modo que es importante hacer yoga en el embarazo.

Por otro lado, la respiración también puede ejercitarse durante tus practicas de yoga. Esto es un factor importante que te ayudará a tener un parto más tranquilo y rápido. Tendrás más o mejor capacidad de controlar tu respiración cuando sientas dolores de parto o cuando tengas que expulsar a tu bebé de tu vientre. Esto es algo que quedará contigo aun después de dar a luz: respirarás mejor.

¿Es mejor hacer yoga en casa o en un centro de yoga?

No podemos asegurar qué es mejor, todo dependerá de cada persona. Lo que sí podemos hacer es destacar las ventajas sobre una u otra modalidad. El yoga en casa te permitirá estar más cómoda y concentrada. Podrás practicarlo a la hora que desees y el tiempo que quieras. Mientras que el yoga en un centro te ayudará a mejorar tus posturas al mirar a compañeros o tu maestro.

Por otro lado, ir a un centro para practicar yoga posiblemente te haga tener nuevos amigos con los que podrás compartir algo más que es afición. De modo que las clases presenciales mejorarán tus relaciones sociales y hará que salgas de tu rutina en casa. En cualquiera de los casos, lo importante es que puedas hacer yoga para embarazadas y percibas todos sus beneficios.

Más mensajes

DÓNDE ESTAMOS
Calle Manuel de Montsuar nº12
25005, Lleida
Tfno: 973100619 / 667445964
BOLETÍN ELECTRÓNICO
¿Quieres recibir artículos de interés y más información periódicamente?
¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico!
QUIENES SOMOS
Centre Naam esta dirigido por especialistas formados durante años en las disciplinas que impartimos y que además las adoptan como una forma de vida
Contacto
Plantéanos cualquier duda o cuestión a través del formulario de contacto